Teología Feminista

LA TEOLOGIA FEMINISTA EN LA HISTORIA POR TERESA FORCADES I VILA

QUE ES LA TEOLOGIA FEMINISTA?

Antes de analizar la presencia y el papel de la teología feminista en la historia.

La teología feminista es una teología crítica.  La investigación critica, sea del tipo que fuere  filosófica, histórica, social, literaria; se origina siempre a partir de una experiencia de contradicción inicial se puede caracterizar de la siguiente manera.

1 contradicción inicialmente vivencial.

a)      Contradicción entre la vivencia que tiene una persona de si misma en la relación con Dios y la imagen de Dios o la interpretación teológica que esta persona ha recibido.

Ejemplo. Una persona homosexual puede considerar correcto y querido por Dios el ejercicio de su sexualidad en determinadas circunstancias; de la interpretación teológica que ha recibido, en cambio, puede considerar este ejercicio intrínsecamente perverso y siempre contrario a la voluntad de Dios.

b)      Contradicción entre la vivencia que tiene una persona e relación con Dios y un pasaje de los textos que su tradición religiosa considera sagrados.

Ejemplo una mujer cristiana casada puede considerar contrario a la voluntad de Dios que su esposo se considere de algún modo superior a ella; en el nuevo testamento, en cambio, esta mujer encuentra escrito Que la mujer aprenda sin protestar y  con gran respeto. No consiento que la mujer enseñe ni domine al marido, sino que debe comportarse con discreción. Pues primero fue formado Adán, después Eva. Y no fue Adán quien se dejó engañar, si no la mujer que, seducida, incurrió en la transgresión (1º Tm, 2,11-14 o se puede ver Ef. 5,22), incluso puede ocurrir que si esta mujer es católica y va a misa, le toque leer alguno de estos textos en una eucaristías y tenga que proclamar  públicamente antes de volver a sentarse en su sitio que lo que acaba de leer es palabra de Dios.

2 contradicción inicialmente intelectual

a)      Contradicción percibida entre dos aspectos de la tradición interpretación recibida.

Ejemplo una persona le puede parecer contradictorio  que los sacerdotes o los religiosos y religiosas católicos/as que se deslicen de su compromiso pueden comulgar y que los divorciados católicos no pueden hacerlo.

b)      Contradiccion percibida entre dos pasajes de los textos sagrados.

Ejemplo. Una persona le puede parecer que Gal. 3,28 contradice 1ºCor, 11,30 o Ef. 5,22-24, en G. 3,28 se afirma. Ya no hay distinción entre judío y no judío, entre esclavo o libre, entre varón y mujer porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús, en cambio en 1ºCor. 11,3 leemos Quiero sin embargo, que sepáis que la cabeza de todo es el varón y la cabeza de cristo es Dios; y en Ef. 5,22-24 encontramos Que las mujeres respeten a sus maridos como si se tratase del señor; pues el marido es la cabeza de la mujer como cristo es la cabeza de la iglesia. Y como la iglesia es dócil a Cristo, así también deben serlo plenamente las mujeres a sus maridos.

c)       Contradiccion percibida entre una tradición interpretación recibida y un pasaje de los textos sagrados.

Una tradición eclesial puede prohibir que las comunidades cristianas estén presididas por personas casadas y, en cambio en la primera carta de Timoteo está escrito pero es preciso que el obispo sea un hombre sin tacha, casado solamente una vez, sobrio, prudente, cortes, hospitalario, ecuánime, pacifico, desinteresado, que sepa gobernar bien su propia casa, y educar a sus hijos con autoridad y buen juicio; pues si uno no sabe gobernar su propia casa ¿cómo podrá cuidar la casa de Dios?

 

La experiencia de contradicción aunque pueda tener consecuencias muy positivas, no es cómoda ni agradable, genera en el interior de la persona un dinamismo que tiende  a su resolución.

1)      En algunos casos, la tensión se resuelve cambiando la percepción de la persona.

 

a)      Cambio negativo las contradicciones se niegan o se reprimen violentando  la propia perspectiva, la propia experiencia o los propios sentimientos.

Ejemplo el caso de personas homosexuales que se han suicidado o que han explicado a posteriori las consecuencias negativas que ha tenido para ellas el esforzarse en convencerse a sí mismas de que la propia sexualidad era, de algún modo enfermiza desviada, deficitaria intrínsecamente ,desordenada o no querida por Dios.

b)      Cambio positivo: las contradicciones se superan gracias a nuevas experiencias que hacen  cambiar la perspectiva de la persona sin violentarla.

Ejemplo. Cuando se acepta que el texto bíblico fue redactado bajo la inspiración de Dios bondad y verdad absoluta, pero pasando por mentes y corazones humanos limitados en bondad y comprensión.  Se puede aceptar el hecho de que la biblia contenga pasajes que discriminan  a las mujeres, a las personas homosexuales o a los enfermos de lepra, porque se ha comprendido que el hecho de que estos pasajes  estén en la biblia no significa que reflejen el pensamiento o la voluntad de Dios, la biblia tiene que interpretarse en un conjunto y el contexto de la comunidad  de fe la cual como autores bíblicos también está inspirada por Dios, pero es limitada en bondad y comprensión y tal como declaro el papa Juan Pablo 2º en relación con la iglesia católica, en cuestiones no dogmáticas ha cometido errores  a lo largo de la historia.

Entre otros casos, la tensión  interior se resuelve asumiendo en conciencia la responsabilidad de mantener la propia percepción y consideración que lo que tiene que cambiar es la interpretación teológica recibida.

Ejemplo. esto es lo que hizo en el siglo XVII el teólogo alemán Friedrich Von Spee, en su lucha contra la idea de que existían mujeres que habían tenido tratos normalmente relaciones sexuales con el demonio y que eran brujas, y que la voluntad de Dios era que fueran torturadas o quemadas; esto es lo que hicieron también los esclavos negros norteamericanos en su lucha contra la esclavitud: los colonos blancos les habían anunciado el evangelio diciéndoles que el Dios de Jesús estaba a favor de su esclavitud; ellos leyeron el evangelio por su cuenta y también con la ayuda de algunos cristianos cuáqueros  y comprendieron que el Dios de Jesús no estaba a favor de su esclavitud, sino de su liberación; en ambos casos, estas ideas que hoy nos parecen básicas, fueron tachadas de extremistas, contrarias a la biblia la tradición, la evidencia científica, el bien común y la ley natural, en ambos casos los que hicieron  avanzar estas ideas tuvieron que estar dispuestos a pagar con su vida su atrevimiento.

El objetivo de la teología crítica es doble: pone en evidencia los aspectos de la  interpretación recibida que generan contradicciones y buscan ofrecer alternativas de interpretación teológicamente  consistentes que permiten superar estas contradicciones. Como estas contradicciones a  menudo están generadas por situaciones de discriminación o injusticia, a las teologías críticas se les llama TEOLOGIAS DE LIBERACION.

La teología feminista es una modalidad de teología crítica o de liberación.  Normalmente tienen que darse tres condiciones simultáneas para que podamos hablar de teología feminista o de teólogo o teóloga feminista.

 

 

1)      Experiencia de contradicción: una persona no necesariamente mujer, encuentra discriminatoria o injusta la manera que tiene su comunidad de fe de conceptuar teológicamente la identidad o la función social/eclesial de las mujeres.

2)      Toma de posición personal: esta persona llega a la conclusión provisional y siempre abierta a la posibilidad de error de que lo que tiene que cambiar no es su percepción, sino algún aspecto de la interpretación teológica recibida.

3)      Toma de posición institucional: la institución que vela por la integridad doctrinal de la comunidad de fe a la que pertenece esta persona no está de acuerdo con su interpretación lo que significa aunque pueda suceder que la prohíba investigar en este sentido

 

El camino del teólogo o de la teóloga  feminista por tanto, necesariamente un camino de lucha y de reivindicación, pero esto no significa que tenga que ser solo un camino de lucha o de reivindicación. No lo es también y desde el núcleo mismo de su compromiso, cambio de gratitud, de don, de sorpresas y de regalos inesperados, de descubrimiento que ensanchan cada más el horizonte inicial a veces modificándolo, a menudo dándole un sentido más pleno.

Es un camino de lucha y, sobre todo, es un camino de solidaridad de encarnación, de implicación en los dolores y las alegrías de los que sufren rechazo o discriminación.

Con esto debería quedar claro que, aunque a veces se han utilizado como si fueran términos sinónimos, no es lo mismo la teología feminista.

La perspectiva feminista a diferencia de la feminista, no nace necesariamente de una contradicción ni se posiciona  necesariamente de manera crítica ante nadie. Una mujer que defienda la sumisión de las esposas a sus maridos, por ejemplo, se puede decir que tiene una de las muchas posibilidades, perspectiva feminista, pero no se puede decir que tenga perspectiva feminista.

La perspectiva feminista presupone que las mujeres y los hombres hemos sido creados para establecer entre nosotros relaciones  libres y reciprocas, sin sumisión ni dominio por parte de nadie.

 

Una segunda declaración que la contradicción originaria de donde nace la teología feminista haga referencia a la manera de conceptuar la identidad  o la función de  las mujeres no significa que las teólogas y los teólogos  feministas se interesen solo por esto o que no perciban ninguna otra discriminación hecha en nombre de Dios. No se trata de excluir ninguna opresión  ni de rivalizar por decidir cuál es la más importante  si la de los homosexuales, la de las mujeres la de los pobres del  tercer  mundo, la de los pobres del cuarto mundo, la de los africanos, la de los inmigrantes, la de los llamados indígenas, la de los disminuidos físicos o psíquicos, venid a mi todos los que estáis  fatigados y agobiados, y yo os aliviare dice Jesús (Mt 11,28). Y la tradición de Israel lo concreta en las personas del emigrante, el huérfano, y la viuda (Dt 24,17-22). Luchar por una de estas causas equivale a luchar por todas. La causa es la concreción en la encarnación  de la fidelidad de Dios en la propia vida y cada una y cada uno debe encajar  los retos que esto le suponga tal como vayan viniendo.

Por tanto ya se ve que el peligro de una investigación teológica de estas características apasionada  y comprometida con la lucha social es el sesgo, es decir  la  deformación del material investigado en función de los propios intereses y objetivos o en función de las propias pasiones. Este peligro es real. No hay que negarlo. Hay que descubrirlo de entrada  y  hay que tomar las precauciones  metodológicas necesarias para minimizarlo. Por ejemplo en la utilización de las fuentes  no hay que ocultar la información desfavorable en citas, no hay que aislar ninguna expresión de su contexto de manera que se pierda el sentido de la autora o del autor original; hay que procurar presentar siempre las opiniones contrarias en su versión más solidad y atractiva.

Es importante hacer constar que no hay  ninguna investigación teológica exenta de peligros. En contra posición con el peligro de sesgo deformación interesada atribuible a la teología critica o de la liberación, la teología que no tiene voluntad critica corre el peligro de la falta de significado de ser irrelevante, desencarnada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s