HACIENDO MEMORIA CATOLICAS POR FRANCES KISSLING

Cuando el vaticano y las feministas coincidieron en  una visión sobre la vinculación entre población y desarrollo, durante la CONFERENCIA DE RIO EN 1993 sobre medioambiente se abrió una nueva fase de incidencia política internacional, para CATHOLICS FOR FREE CHOICE

Indudablemente las raíces de la visión feminista y en la que el vaticano eran radicalmente diferentes, para las feministas la vinculación entre el tamaño y crecimiento poblacional y el medioambiente, representaba el peligro de utilizar a las mujeres como instrumentos políticos, más que como agentes morales, justificado métodos de control poblacional que eliminara el derecho a decidir. Si la manera más fácil para proteger el medio ambiente era lograr que las mujeres utilicen más métodos anticonceptivos, tal cual algunos medioambientalistas pregonaron, ¿Se utilizaran medidas coercitivas para la utilización de estos? ¿Veríamos la extensión de política china de un niño por pareja o el incremento de la esterilización forzada en Perú, o en India?

Para el vaticano la oposición a vincular la población y el  medio ambiente está basada en su temor a una política internacional que profundizaría el derecho de las mujeres a decidir sobre la planificación familiar y el aborto.

Muchas organizaciones no gubernamentales, incluido el fondo poblacional de las naciones unidas, se aliaron a CATHOLICS FOR FREE CHOISE (CFFC),  para presentar un punto de vista progresista  y feminista, sobre las políticas de población y los derechos reproductivos de las mujeres como una respuesta al anuncio del vaticano que agotaría todos los esfuerzos para contrarrestar  el interés del UNFPA de ampliar las opciones de salud reproductiva para mujeres y hombres.

Que extraordinaria oportunidad para el feminismo católico por el derecho a decidir!!  Tomemos ventaja por supuesto, ante la oportunidad de consolidar a CFFC como una voz internacional por los derechos y la salud sexual  reproductiva. Dado que el que Vaticano enfatizo y los medios de comunicación otorgan mayor cobertura al Vaticano, CFFC se convirtió en la voz que contrapesaba precisamente, los esfuerzos del Vaticano.

Quizás nuestra mayor contribución fue cuestionar la legitimidad del vaticano como miembro votante Naciones Unidas era un voto religioso, después de todo el estado vaticano (que opere como santa sede) no tiene una población constante  solamente tiene mil ciudadanos temporales de los cuales solo 10 eran mujeres, no tenían hospitales y estaba en las Naciones Unidas solamente por tener una estación de radio y una oficina postal.

Tanto CFFC como CATOLICAS POR EL DERECHO DECIDIR (CDD) jugaron diversos roles de gran importancia en las reuniones. El vaticano continuamente reclama que el abordaje feminista sobre la salud reproductiva estaba solamente representado solo por mujeres provenientes de EUROPA  y ESTADOS UNIDOS y  que las mujeres en el sur no promovían el derecho a decidir. La presencia y el trabajo de CATOLICAS POR EL DERECHO A DECIDIR  hicieron énfasis en que todas las mujeres queremos tener libertad de decidir si quieren tener hijos y cuando hacerlo. Gracias a la feminista como  CARMEN BARROSO de la fundación  MACARTHUR Y JOSE BARZELATTO de la fundación FORD, se conformó la más poderosa coalición latinoamericana nunca antes visto en una conferencia de las NACIOONES UNIDAS.

CFFC también jugó un rol intelectual en el Cairo, publico documentos  que expresaban el cuestionamiento a la presencia del vaticano como vanguardia del programa de acción del Cairo siendo que este era documento profundamente ético se transitó de una mirada de la población como un  asunto de salud centrado en los derechos de las mujeres, se logró incorporar el criterio de  justicia que es uno de los elementos claves del catolicismo, y como feministas católicas estuvimos allí para transmitirlo.

Finalmente fue una experiencia de  aprendizaje para todas nosotras, y crecimiento como resultado de esta conferencia. Después del Cairo, CDD se convirtió en una instancia clave de incidencia con los distintos gobiernos para la implementación del programa de acción CFFC fue visibilizada como una vos internacional experta en el pensamiento católico progresivo y el Vaticano perdió credibilidad. Por primera vez amnistía internacional señalo el hecho de que el Vaticano se alió con el conservadurismo islámico en lo que se denominó  la ALIANZA NON SANTA. Con el fin de limitar las conquistas de los derechos de las mujeres.

Lo más importante de todo este proceso fue que gracias a CFFC y ADD el Vaticano fracaso y las mujeres ganaron

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s