Pronunciamiento de Católicas por el Derecho a Decidir El Salvador ante el caso de Beatriz.

Nosotras Católicas por el Derecho a Decidir El Salvador expresamos nuestra preocupación por Beatriz, una joven de 22 años que presenta lupus y un embarazo cuyo producto tiene anencefalia y que ha solicitado a través de sus dos  apoderados la interrupción de su embarazo ya que su vida corre peligro. A pesar de que los magistrados de la Corte Suprema de Justicia conocen la situación de Beatriz aún no le han dado una resolución a su caso ya que la jerarquía de la iglesia católica y grupos fundamentalistas se oponen a que se proceda a favor a Beatriz condenándola a la muerte.

Según el artículo 25 de la Constitución de la República de El Salvador somos un estado laico ya que ninguna iglesia o grupo religioso debe establecer el estado civil de las personas; por lo tanto ni a la iglesia ni los grupos fundamentalistas les compete decidir sobre la situación de Beatriz, ni de las demás mujeres salvadoreñas que somos más del 52% de la población.

A la jerarquía católica le recordamos cumplir con lo que establecen sus documentos oficiales, por ejemplo, el Concilio Vaticano II en la Gaudium Et Espes #17 establece que “Por consiguiente, la dignidad del ser humano requiere que obre según una libre y consiente elección, movido e inducido personalmente desde dentro, no por un impulso ciego o una mera coacción externa”, Beatriz ha sido informada sobre su situación de salud y su embarazo inviable por lo tanto ella decidió a conciencia interrumpir su embarazo, está optando salvar su vida, cosa que es totalmente válida según lo que dice el Código de Derecho Canónico que dice que: La ley establece que: “Nadie debe ser castigado, a no ser que la violación externa de una ley o precepto que ha cometido le sea gravemente imputable por dolo o culpa”. (Canon 1321). Esto significa que la ley penal de la iglesia  no se debe aplicar de manera indiscriminada, se deben considerar las atenuantes que establece el canon 1323 que dicta:

Canon 1323: no queda sujeto a ninguna pena quien, cuando infringió una ley o precepto:

1– aun no había  cumplido dieciséis años.

2– Ignoraba sin culpa que estaba infringiendo una ley o precepto y a la ignorancia se le equiparan la inadvertencia y el error.

3– Obro por violencia, o por caso fortuito que no pudo preverse o que, una vez previsto, no pudo evitar.

4– Actuó coaccionado por miedo grave, aunque lo fuera solo relativamente, o por necesidad o para evitar un grave perjuicio.

5– Actuó en legítima defensa.

6– Carecía uso de razón.

7– Juzgo sin culpa que infringía la ley.

 La Ley de la iglesia es bastante seria en decir que no se debe aplicar una sanción a una persona de manera indiscriminada, se tiene que ver antes su situación de vida, ya que la misión del Código de Derecho Canónico es “la salvación de todas las personas” y como hemos visto la jerarquía católica en El Salvador solo se ha dedicado a condenar la decisión de Beatriz.

Como Católicas por el Derecho a Decidir El Salvador hacemos un llamado al Estado para que garantice un verdadero estado laico que permita la libre elección de todas las personas sin injerencia de grupos fundamentalistas, a la Jerarquía de la Iglesia Católica en el Salvador para que no intervenga en las decisiones que le competen al estado y sus instancias, ya que según sus propios documentos no le compete dictar una resolución a nivel político y constitucional, también hacemos un llamado a los Magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia a dar una pronta resolución favorable para Beatriz ya que entre más pasa el tiempo su situación de salud es más delicada, y queremos que ella viva para que tenga oportunidad de ver crecer a su hijo de trece meses ya que es lo que más desea.

Recordemos lo que dice el Maestro Jesús en los evangelios la Ley se hizo a favor de los seres humanos, no los seres humanos para la ley, la ley que penaliza el aborto es cruel e inhumana ya que condena a muchas mujeres a la muerte y a la cárcel, esto va en contra del plan divino de Dios que es la Salvación de todas las personas y esto pasa por el cumplimiento y respeto a los derechos humanos individuales, ya que a Dios Padre y Madre gusta de la Justicia y el Derecho tal como lo dicen los profetas en el Antiguo Testamento.

¡¡¡¡Exigimos el respeto a la Libertad de Conciencia de Beatriz, ella ha decidido libremente interrumpir su embarazo para salvar su vida!!!!

San Salvador El Salvador, 2 de mayo de 2013.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s