LA VOLUNTAD DE …

LA VOLUNTAD DE DIOS ES QUE LAS MUJERES VIVAN.

 

 Imagen

Los derechos y libertades de las mujeres están fundamentados por el ejercicio de su autonomía sobre las decisiones que toma en diferentes sucesos que afectan su vida, lo afirman la declaración universal de los derechos humanos al proclamar en el Art. 2 que: “Toda persona tiene los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición”, también en la cuarta conferencia sobre la mujer celebrada en Beijín en 1995 se afirmo que los derechos humanos y libertades de mujeres y niñas constituyen una prioridad para los gobiernos para el avance del desarrollo de las mujeres.

 

Lograr la autonomía total para poder decidir representa aun un gran reto para las mujeres, especialmente en lo relacionado con la sexualidad y reproducción, esto porque en nuestra cultura se maneja la idea de que una mujer está hecha para ser madre y esposa, algo diferente a eso está fuera de lo que se considera normal en una sociedad que toma como modelos perfectos a seguir principios religiosos conservadores, como es el caso de El Salvador donde grupos fundamentalistas de poder influyeron para cambiar la constitución penalizando absolutamente el aborto, negando así este derecho tan fundamental para  las mujeres.

 

El aborto se penalizó por los argumentos fundamentalistas que imponen una creencia de que el aborto es un pecado, que la mujer que lo comete es malvada, que transgrede el mandato divino de ser madres , además de tratarlas como unas asesinas de bebes imponiéndoles una enorme culpa. Pero ¿está bien imponerles una culpa a las mujeres? ¿Está bien condenarlas a la cárcel por un crimen que no han cometido?, ¿es correcto condenar a las mujeres a la muerte?, esto porque en El Salvador está penalizado el aborto que se practica por riesgos de la vida de la mujer y peor aun el aborto espontaneo. Es una grave situación de criminalización de las mujeres, son víctimas de negligencia médica y condenadas hasta a 30 años de prisión separándolas de sus seres queridos, las mujeres pasan del hospital a la cárcel sin importar sus condiciones de salud.

 

 

Ahora ¿Qué es más importante cumplir un precepto de ley sin importar si se violan los derechos humanos de una persona o velar por el bienestar de la misma?

 

Los evangelios nos hablan de misericordia, en Mateo 9, 13 encontramos el texto: “Misericordia quiero y no sacrificios”  este texto puede interpretarse como que el puro cumplimiento de normas moralistas no son necesarias para el agrado de Dios sino la misericordia que tengamos con las otras personas, en acogerlas como hermanas o hermanos que están incluidos en el plan divino del Padre.

 

Otro texto importante es el de  Marcos 2, 23 – 28 donde cita que “El sábado se hizo para el hombre, no el hombre para el sábado” aunque esta en un lenguaje patriarcal esto incluye también a las mujeres, y se interpreta en que la ley esta  para el bienestar y plenitud de las personas, para que tengan vida digna, la ley no es un precepto que debe cumplirse sin importar la situación de vida de las personas, si se toma así la ley se pervierte y esclaviza a las personas como ocurre en nuestro país con la ley penalizadora del aborto que condena injustamente a muchas mujeres a la cárcel y también a la muerte.

 

Jesucristo fue un hombre que libero de las leyes opresoras a las mujeres como lo demuestra el evangelio de Marcos 5, 21-43, aquí Jesús sana a una mujer que tenia doce años con hemorragia, en es tiempo una mujer que sangraba producto de su periodo menstrual no podía entrar al templo ni tocar a un hombre porque se consideraba impura, sin importarle Él atendió a la mujer y la sano, luego lo buscan porque la hija del jefe de la sinagoga había muerto el llego a verla, cuando la vio dijo: “la muchacha no ha muerto sino que esta dormida” la agarro de la mano y le dijo “Talitha qum que significa chiquilla te lo digo a ti ¡levántate!, la muchacha se levanto y empezó a caminar”. Como bien lo vemos estas dos mujeres representan  la liberación de leyes de muerte que las esclavizaban. Ahora la frase Talitha qum, ¿a cuántas mujeres hoy Jesús les diría la misma frase?, a cuantas niñas violadas, a cuantas mujeres condenadas a prisión el Señor les dijera A ti te digo ¡levántate! Con esa fuerza en la voz indignado de ver tanta injusticia hacia ellas, y las tomaría de la mano y caminaría con ellas hacia una nueva vida, a comenzar un nuevo camino de libertad y dignidad.

 

La ley que penaliza el aborto en El Salvador es una ley de doble moral porque no  defiende la vida en la realidad concreta de las personas, es nada más un concepto que esta escrito en la constitución, porque en nuestro país a diario se violentan los derechos humanos y la jerarquía de la iglesia comete pecado de omisión al no denunciarlos.

 

Por todos los casos de mujeres que han muerto por negligencia medica y por las mujeres que están presas por crímenes que no han cometido este 28 de septiembre de 2012 Día en el que se celebra la Despenalización del Aborto en América Latina y El Caribe, ¡exigimos la Interrupción del Embarazo, Legal, Segura y Gratuita para las mujeres de El Salvador!!!

 

 

Católicas por el Derecho a Decidir El Salvador

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s