Apoyar la despenalización del aborto es defender la vida de las mujeres

RedLatinoamericana de Católicas por el Derecho a Decidir

Apoyar ladespenalización del aborto es defender la vida de las mujeres

Hoy, 28 de septiembre,Día por la Despenalización del Aborto en América Latinay el Caribe, reafirmamos la urgencia de que los paíseslatinoamericanos cambien sus políticas y leyes quecriminalizan a las mujeres que, en algún momento de su vida, tengan que recurrir al aborto.

Si bien en nuestraregión han habido importantes avances en políticaspúblicas sobre los derechos sexuales y los derechos reproductivos, aun existen resistencias, desde ámbitos políticos, sociales yreligiosos, al ejercicio de derechos humanos básicos de lasmujeres.

Hacemos propicio estedía para denunciar a estos sectores, pero, sobre todo, pararepudiar las estrategias de la jerarquía de la IglesiaCatólica que, en el afán de imponer sus percepcionesverticalistas religiosas sobre un tema que involucra la salud y la vida de lasmujeres, viola el principio de laicidad de los Estados, principioéste que es una garantía imprescindible para el ejercicio de laslibertades ciudadanas, la democracia y los derechos humanos de más de lamitad de la población.

Cada vez que, comoCatólicas por el Derecho a Decidir, defendemos el derecho que tienen lasmujeres a decidir por la interrupción de un embarazo no planificado, lohacemos desde nuestra fe y con la firme convicción de que estamosamparadas por preceptos básicos de la doctrina cristiana como es elderecho a la libertad, a la autodeterminación y el derecho a la vida,basándonos, además, en lo que señala la mismadoctrina que es el principio de la libertad de conciencia. Porque latradición de la Iglesia Católica afirma que “El serhumano debe obedecer siempre al juicio cierto de su conciencia”(Catecismo da Iglesia Católica, 1800), debemos actuar enconsecuencia.

En estos momentos,para los gobiernos de la región es un imperativo cambiar el rumbo de susposiciones políticas y morales en relación a los derechos de lasmujeres. Estados modernos ya no pueden seguir más apoyando o legislandoteniendo como base argumentos que no corresponden a las necesidades yaspiraciones de las sociedades actuales, diversas y plurales. Las respuestasdadas hasta hoy, por los gobiernos en relación a los derechos delas mujeres, se oponen a los procesos de transformación de nuestrassociedades. Clamamos por el fortalecimiento de gobiernosdemocráticos interesados en defender la vida y los derechos de susciudadanas y ciudadanos, independientemente de credos, sexo, edad, clasesocial, género, posición política y otros.

¡No aceptamosmás que las mujeres -niñas, adolescentes y adultas- continúen muriendo en silencio, por causas fácilmente superablesy prevenibles atribuidas a leyes y posiciones religiosas que les impidenejercer su derecho a decidir en condiciones dignas y salubres cuando lodeseen!

Es momento de levantarnuestras voces y hacerlas públicas para revertir datos queseñalan que aproximadamente en América Latina se realizancerca de 4,5 millones de abortos clandestinos por año y que el 21% deellos acaban ocasionando la muerte de las mujeres. Esta situacióndemuestra que el cambio de actitud y de política de los gobiernos, enrelación a esta realidad, es urgente y se constituye en una exigencia dejusticia social. El aborto no puede ser tratado como un crimen sino másbien como un problema de salud pública a ser atendido como corresponde ,no debe seguir ocurriendo en las esferas de la clandestinidad y no debe serignorado ni por la sociedad, ni por los Estados ni por las iglesias porque esun problema real que afecta a personas reales de este mundo real que habitamos.

Una vez másafirmamos “El derecho de las mujeres a la autonomía, a decidirsobre su cuerpo y a la vivencia placentera de su sexualidad sin ningunadistinción de clase, origen étnico, credo, edad,orientación sexual e identidad de género” (Carta deprincipios), y saludamos a nuestras hermanas de América Latina y ElCaribe que en forma comprometida salen a las calles para hacer escuchar susdemandas de justicia sexual y justicia reproductiva para todas las mujeres.

CoordinaciónRegional RED CDD/AL

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s